Cd. de México (26 abril 2020).- La Central de Abasto (Ceda) informó que, ante la Fase 3 de la emergencia por el Covid-19, no contemplan reforzar medidas sanitarias en sus instalaciones, salvo supervisar las ya previstas en circulares.

Se hizo publico que bodegueros detectaron, al menos, 9 casos de Covid-19 entre sus compañeros, mientras que una fuente del Hospital ABC señaló 18 contagios y la Ceda confirmó 3 decesos, 2 en cuarentena y 1 hospitalizado.

La Coordinación de Planeación y Desarrollo de la Ceda señaló que en el cumplimiento de las medidas de higiene hay corresponsabilidad de los bodegueros, que son los únicos que deciden qué ocurre en sus espacios.

Refirieron que con sus recursos materiales actuales sería imposible controlar todos los accesos, el tráfico vehicular y peatonal, los movimientos de carga y descarga, así como todas las transacciones.

Además, detallaron que un operativo de tales proporciones rebasaría también las facultades del fideicomiso y exigiría la participación de autoridades en vialidad y salubridad.

En su última circular, con fecha 20 de abril y folio CG/02/2020, la Ceda hizo recomendaciones para la prevención de contagios durante el manejo y transporte de mercancías, pero excluyó los detalles de instrumentación a decisión de las empresas.

«Durante el transporte y manejo de mercancías, cada empresa deberá establecer sus protocolos», se lee en el documento.

Además de recomendaciones básicas, se incluyen utilizar lentes de protección (goggles), tomar la temperatura del personal en sus instalaciones y el lavado de las partes de carga de los vehículos.

A los conductores se les sugiere permanecer el mayor tiempo posible en sus vehículos y, de preferencia, no entrar a las instalaciones; y al personal de carga y descarga, sanitizar, después de cada viaje, las superficies de sus vehículos y equipo como «diablitos».

En las bodegas se sugiere habilitar sentidos de circulación para clientes, fomentar intercambios electrónicos, marcar barreras para mostrar la distancia tolerada y no «dar pruebas» de productos.

Sin embargo, en las disposiciones de la Circular citada no se incluyen medidas obligatorias para los usuarios finales.

En un recorrido, se percibió que la medidas se acatan, sobre todo en la nave I-J, que es la de venta al menudeo, y en las naves de abarrotes; pero no así en la zonas de mayoreo como las M-N, O-P, Q-R y S-T.

La Ceda agregó que aún no se puede hablar de un brote en sus instalaciones, pues se requeriría de un estudio epidemiológico.

No hay comentarios