Desde que Andrés Manuel López Obrador se convirtió en presidente, la situación de seguridad y empleo se ha visto muy afectada.

Ciudad de México.- Debe recordarse que en 2019, la violencia aumentó exponencialmente, registrando 35 mil 588 asesinatos, con un promedio de 97.5 personas asesinadas cada día. Esta cifra es la histórica registrada más alta del país.

En tanto, la situación del empleo también fue deplorable, ya que, de acuerdo con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), se crearon 342 mil 77 puestos de trabajo entre enero y diciembre del año pasado, casi la mitad que en 2018, cuando se generaron 660 mil 910 plazas.

Ahora, con la emergencia sanitaria, declarada el pasado 30 de marzo por la pandemia de coronavirus, la situación no cambió mucho, incluso el desempleo se agravó.

El pasado mes de mayo, hubo 2 mil 423 víctimas de homicidio doloso en el país, un promedio de 78 personas asesinadas por día. Este mes se ubicó como el quinto más violento desde que López Obrador tomó posesión como Presidente de México.

En tanto, el desempleo se vio más afectado por el Covid-19, puesto que entre marzo y abril se perdieron 685 mil 840 trabajos formales, equivalentes a 11 mil 243 diarios o, bien, ocho por minuto.

Asimismo, cerraron 4 mil 285 empresas, lo que significa que 70 compañías quebraron cada 24 horas.

AMLO no solo no ha domado la pandemia, tal y como asegura que su gobierno lo ha hecho, sino que la situación en materia de seguridad y de empleo se le está saliendo de las manos.

Alexander Garza / Sin Mordaza

No hay comentarios