Cd. de México (18 abril 2020).- Esta ayuda va en dos vías. Primero: dar un «apapacho» al personal médico de los hospitales de la Ciudad que se han convertido en centros Covid-19. Segundo: conservar los empleos de 70 personas.

Rodrigo Puchet es director general de Parrilla Paraíso, Avierto y Sonia, tres restaurantes que desde hace 11 días preparan comida para personal médico, enfermeras y elementos de limpieza de los nosocomios.

Así, «Comida para héroes» nació en medio de la pandemia y ante las condiciones por las que ahora pasa el personal hospitalario.

«La idea surgió de manera muy fortuita. Tuvimos la iniciativa de llevar una serie de itacates, de comidas para los médicos del Hospital de Cardiología, y esto lo hicimos desde uno de los restaurantes del grupo.

«Lo publicamos en los medios y la respuesta fue brutal porque los clientes y los seguidores del restaurante empezaron a pedir un canal para apoyar y para llegar a los médicos», explicó Puchet.

Su objetivo: entregar 10 mil comidas al término de la Jornada Nacional de Sana Distancia, establecida hasta el 30 de mayo, con la meta de repartir mil 400 en siete días.

Hasta ahora, la ayuda ha llegado al Instituto Nacional de Cardiología, al de Nutrición, al Hospital General de México, La Raza, el Hospital Infantil y al Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias; con la intención de extenderse hasta el Hospital General Dr. Manuel Gea González.

«Se le paga a cada restaurante 100 pesos por cada box lunch o cada itacate, y el restaurante tiene que producir con ese dinero el alimento en el día para que sea producto fresco y calientito.

«Comprar los químicos y los desechables para que el producto viaje de manera saludable, higiénica y segura, y hacer la entrega en el hospital», detalló el directivo.

El transporte de los paquetes es patrocinado por Jetty, una aplicación de transporte que lleva los paquetes a los hospitales, donde el personal médico se encarga de repartirlo entre los colaboradores, los cuales avisan previamente los horarios de entrega y la cantidad de itacates de requeridos.

El reparto se realiza todos los días entre las 15:00 y 20:00 horas con un plato fuerte, un postre y una bebida en cada box lunch.

«No se ha hecho ni se pretende hacer ningún despido ni recorte de personal, y la idea es (…) que tengan un salario con prestaciones completas y un trabajo que se está regenerando a sí mismo», puntualizó Puchet.

Con una meta de 300 mil pesos, más de 200 personas han donado a la causa desde 100 hasta 15 mil pesos a través del sitio https://donadora.org/campanas/comida-para-heroes.

No hay comentarios